MEDICINA TRADICIONAL CHINA

MEDICINA TRADICIONAL CHINA

 

 

Mª Reyes Bretó Monfort :

Lda. Medicina Tradicional China. Universidad de Pekín.

Profesional de las terapias naturales en Triskel. Benicarló

e-mail: info@centretriskel.es

 

OBSTETRICIA  Y  MAMAS  :

Indicaciones terapéuticas durante el embarazo y la lactancia.

 

Siendo una medicina milenaria cuyas bases y sistema de diagnóstico no han variado durante más de dos milenios, la experiencia recogida durante todo este tiempo, avala por si sola la información que se detalla más adelante.

 

         Durante el embarazo hay puntos de acupuntura que están totalmente contraindicados pues podrían provocar el parto antes de tiempo.  En cambio hay otros que pueden favorecer el buen desarrollo de este período y tratar los desórdenes siguientes:

 

  • Naúseas y vómitos :  se trata de un trastorno digestivo frecuente y que afecta normalmente a los primeros meses del embarazo:  2 o 3 sesiones de Acupuntura pueden normalizar el correcto funcionamiento.
  • Mala posición fetal : la moxibustión indirecta (puro de Moxa) aplicada en algunos puntos de Acupuntura provoca el movimiento del feto para su colocación óptima antes de encajarse en la pelvis.

Se aconseja utilizar este método a partir del 7º mes y  es eficaz en el 90% de los casos. Sin ningún riesgo para la madre ni el feto, no conviene esperar a última hora para facilitar el movimiento dentro del vientre materno. Además este método favorece un buen parto.

  • Hipogalactía:  se trata de poca o escasa secreción de leche materna. Mediante la estimulación de pocos puntos de Acupuntura, bien con agujas filiformes o con la Moxa, se estimula la producción de leche.
  • Edema gravídico :  la retención de líquidos y los problemas de retorno venoso relacionados con el embarazo; tienen mejoría al activar mediante la acupuntura el metabolismo de los líquidos.

Tonificar el Bazo y el Riñón ayuda a un buen transporte , distribución y eliminación de los líquidos corporales.

 

  • Lumbalgia: la espalda puede sufrir por el aumento de peso y el cambio de la posición  de la columna vertebral durante el embarazo. Las malas posturas por incomodidad, o por esfuerzos, tienen tendencia a tensionar la parte inferior de la espalda.Si existe una tendencia anterior al embarazo conviene reforzar y relajar esta zona a los primeros síntomas de molestias o dolor. La Acupuntura y la Moxa dan excelentes resultados en la reducción de la tensión y el dolor.