LA HISTORIA DE JACK MONROE. Madre coraje en el siglo XXI.

LA HISTORIA DE JACK MONROE. Madre coraje en el siglo XXI.

 

¿Cómo se alimentan dos personas con 11 euros a la semana?

Una chica inglesa de 25 años llamada Jack Monroe y madre de un niño sabe cómo hacerlo. Tras un tiempo en paro, decidió hacer un blog con sus ricas y originales recetas 'low cost'. Del problema consiguió obtener una ventaja y, desde entonces, su vida ha cambiado.

Esta es la historia de una chica llamada Jack Monroe, una madre soltera de 25 años. Con 24 tuvo que dejar su trabajo, porque los turnos de noche eran incompatibles con el cuidado de su hijo, aunque tenía la esperanza de encontrar algún empleo a tiempo parcial. Lo que ocurrió es que pasó mucho más tiempo del que imaginaba hasta que encontró algo con lo que ingresar dinero.

En esos meses, su vida ha sido una lucha constante por pagar facturas y alimentarse a sí misma y a su hijo. Tras la impotencia y desesperación de no encontrar trabajo,agirlcalledjack.com/ y publicó en él un artículo llamado "El hambre duele" agirlcalledjack.com/2012/07/30/hunger-hurts/, una vívida descripción de la 'pobreza moderna' que se vive actualmente en muchos países europeos.

En ella resume en qué se había convertido su vida: sin dinero, sin comida y pagando las facturas y el alquiler a base de vender absolutamente todo lo que tenía (móvil, reloj, televisión, colección de DVDs, vajilla, cortinas…). Sin  respuesta alguna de las cientos de empresas a las que había solicitado empleo y con mucho miedo a que algún día el caso llamase la atención de los servicios sociales por la situación de su hijo.

Las recetas 'low cost'

«Me cuestiono cuánto necesito un microondas. Cuánto necesito una televisión o cuánto necesito tener el frigorífico encendido todo el día. Primero desconectas la calefacción(…) Puse muebles tapando todos los radiadores para olvidar que estaban ahí y así evitar la tentación de encenderlos (…) Entonces empiezas a quitar bombillas. Si no hay bombillas, no puedes encenderlas». 

Jack empezó a publicar en su blog recetas de cocina de bajo coste. Lo hacía con mucho sentido del humor e informando casi a tiempo real de ofertas que podías encontrar esa semana en determinados supermercados. Con recetas de cómo preparar una cena por 28 peniques (0,32 euros) o cómo hacer hamburguesas de judías rojas y berenjena por 33 peniques cada una (0,38 euros), Jack ha elaborado una extensa guía de cocina sobre cómo alimentar a un adulto y a un niño con 11,50 euros a la semana de la forma más sana, sabrosa y variada. Además, no hace falta tener muchos utensilios o aparatos de cocina. Todas las recetas se cocinan en menos de 15 minutos para no gastar mucha electricidad.

El blog se ha convertido en un auténtico éxito con miles de seguidores, incluso un periódico local se ha fijado en ella y le ha dado un trabajo como aprendiz de reportera. Además, en mayo de este año ganó el premio del  jurado en los galardones culinarios Fortnum&Mason. Por si fuera poco, en febrero de 2014 la editorial Penguin publicará un libro de 'cocina austera' con las recetas de Jack. Es colaboradora también en los periódicos británicos 'The Independent' y 'The Guardian'.

Pobreza alimentaria

«La pobreza tiene dos ramas. La primera es no tener suficiente dinero para comprar comida para ti y tu familia. La segunda es la pobreza en educación. Si le das a alguien 20 libras y le dices "alimenta a tu familia una semana con eso" un montón de gente simplemente no podría hacerlo adecuadamente y eso es porque hay una desconexión entre lo que hay en el paquete, que resulta tan atractivo, y lo simple y barato que resultaría que lo preparases tú mismo. Creo que si resolvemos la educación alimentaria, estaremos en parte en el camino de resolver la pobreza alimentaria», declara Jack Monroe.

Es cierto que el volumen de comida preparada que puedes encontrar en cualquier supermercado de Reino Unido es muy superior al que se puede encontrar en los supermercados españoles. Hablo de pasillos dedicados en exclusiva a este tipo de comida. Incluso hay una sección de 'Menús' en los que un plato principal + más un plato de acompañamiento + más un postre + una botella de vino o refresco vale 10 libras (11,50 euros).

No caer en la tentación es realmente difícil, sobre todo para aquellos a los que no nos gusta cocinar. Pero desde luego hay que resistir la tentación si no queremos que nuestro bolsillo y nuestra salud se resientan. Si Jack Monroe es capaz de comer una semana por el precio de un menú de comida preparada del supermercado, todos deberíamos ser capaces de hacerlo también. Habrá que seguir sus consejos.

Artículo de Marie Crochet

www.youtube.com/watch?v=kDIx93nMwW0